RSE

Area de CSR

Nuestro compromiso con la responsabilidad social

Séché Environnement, como empresa valorizadora de residuos, se rige bajo dos principios fundamentales al desarrollar sus actividades: el principio de la economía circular y el respeto al hombre y al medio ambiente.
Desde su nacimiento en 1985, el Grupo incorporó el concepto de desarrollo sostenible a su política de empresa y ha apoyado todos los avances realizados desde el encuentro internacional “La Cumbre de la Tierra de Río”, celebrado en 1992; en el cual los cambios regulatorios respaldaron dichas iniciativas.

Otro factor importante en el desarrollo del Grupo es la escucha a sus partes interesadas: no solo a sus empleados, vecinos y clientes, sino también al mundo asociativo, educativo y académico.
Desde el punto de vista de ciertas partes interesadas, las actividades del Grupo podrían considerarse sensibles. Es por ello que se introduce la política de integración de la biodiversidad en la propia actividad de la empresa: para fomentar la aceptación social de sus plantas. Además, la biodiversidad permite mejorar la gestión del terreno (manteniendo un vivero de especies endémicas a la salvaguardia de la identidad paisajística) y contribuye a convertir dicho terreno en una auténtica cultura empresarial.
Séché Environnement procura lograr estas metas con la ayuda de sus más de 2.500 empleados en todo el mundo, reciclando para volver a convertir en materias primas todo lo que sea posible o, en su defecto, valorizar la parte de energía que contienen. En 2017, el Grupo fue autosuficiente en energía en un 219%, generando suficiente energía para cubrir las necesidades eléctricas (salvo calefacción y agua caliente) de un millón de personas.
Estas actividades ligadas a la valorización de los residuos están en constante evolución y requieren innovación e inversión en tecnologías cada vez más elaboradas.
Asimismo, no hay que olvidar que una fracción de los residuos puede presentar una cierta peligrosidad que es necesaria controlar, siendo éste otro de los servicios que presta el Grupo. En breve, descontaminamos y tratamos todo tipo de residuos peligrosos, además valorizamos metales apreciados o moléculas raras como el bromo.

La utopía se define como una «Construcción imaginaria y rigurosa de una sociedad, que constituye un ideal para quien la formula».
Dicho esto, la economía circular se acerca a una utopía ya que trata de reformular una organización ideal de la Sociedad (o algo que se le asemeje), basada en comportamientos modificados… y todo ello en aras del bien común de la Humanidad, salvaguardando sus recursos para el futuro.
El residuo es uno de los componentes de ese ideal y uno muy relevante, después de la necesaria moderación en nuestro consumo. Es así como el residuo es visto como una parte de la solución que permite cerrar el bucle.
En este marco, hoy más que nunca, construimos nuestra actividad para el mañana con el fin de ayudar a crear un planeta en el que a todos nos guste vivir. Esa es la labor a la cual se encomiendan todos nuestros empleados, tanto en Francia como en el resto del mundo.
Esta aventura no sería posible sin todas las mujeres y los hombres que contribuyen a ella a diario.
Por ello, espero que esto sirva de agradecimiento público a todas y a todos.

Joël Séché
Presidente – Director General